sábado, 5 de febrero de 2011

Amores que matan

Acabo por despertarme la luz que se filtraba a través de la persiana y al girarme,allí estaba el,aun durmiendo,y con esa cara de niño en la que se le dibujaban pequeños granos de luz...pensé que si no le conociese jamas imaginaria que es un asesino.
Algo así,solo lo eran personas marcadas por un violento pasado.El en cambio,solo era un chulito. No lo entendía y a la vez me hacia dudar de su capacidad para amar.Decidí que lo mejor era salir de dudas:

- Freddo,despierta...¡vamos!!¡arriba!!...hay algo que quiero preguntarte.
- Mmm...¿que pasa?
- Veras,le he estado dando vueltas y no entiendo como es posible que pueda albergar en tu alma algo como el amor cuando le quitas la vida a la gente sin pensar.
- Cariño eso es porque de pequeño me enseñaron a amar y a la vez,a matar.




5 comentarios:

  1. Buenísimo, reflexivo y claro...enhorabuena...

    ResponderEliminar
  2. Que lleno está el mundo de canallas y encima siempre son adorables "cachislamarsalada" es duro para los que somos tan covencionales ;)

    Besos normalitos

    ResponderEliminar
  3. Un placer haber vuelto a tu espacio. Me voy encantado, como siempre.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hay personas que nos matan como sin querer, sin esfuerzo aparente.
    Despues se dan la vuelta y siguen durmiendo.
    Gran cualidad.

    ResponderEliminar
  5. Chanclas me gusto mucho tu respuesta.
    Es cierto,que a diario recibimos puñaladas por las espaldas de personas,aparentemente parecen inofensivas,y ellas poco tienen en consideracion nuestros sentimientos.

    ResponderEliminar